domingo, 7 de noviembre de 2010

EL GOBIERNO MUNDIAL

 
 
Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los
cuales se sienta la mujer, y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro
aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo. La bestia que
era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición. Y los diez
cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora
recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. Estos tienen un mismo
propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. Pelearán contra el Cordero, y
el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están
con él son llamados y elegidos y fieles.

(Apo 17:9-14 RV1960)
Es necesario que comprendamos muchas cosas en relación a la cita anterior. Lo primero
es que son 10 reyes y le tienen que entregar su gobierno a la bestia. Son grupos que
están de acuerdo para gobernar de forma simultánea. En la actualidad hay muchos
cristianos que dicen que nosotros deberíamos introducirnos en la política para que haya
decretos que vayan civilizando a la humanidad; pero dice la Biblia que por la locura de
evangelio muchos vuelvan al arrepentimiento y aceptan a Cristo, y no por estar metidos
en la política. El problema es que los que van a participar de la política, ya sea porque
tienen un llamado y que Dios verdaderamente se los permita o porque ellos fueron y se
introdujeron a la fuerza, solamente van a tener dos caminos: uno es que forniquen con la
bestia y el otro es que se rebelen contra ella.

La comunidad internacional entera, sin escuchar razones condenó a un país
centroamericano que últimamente han tenido problemas internos; es más, les dijo que
iban a estudiar la situación para ver si les era posible que los llevaran a la ONU para ver si
esto no merecía que fueran intervenidos con la milicia.

Debemos recordar que la ONU desde 1945 fue fundada para evitar guerras lo cual no han
podido lograr por muchas situaciones; sin embargo, nosotros como cristianos debemos
estar agudizando nuestra vista espiritual; y poner mucha atención en esa organización
porque existen muchas razones escatológicas podríamos decir; para pensar que es de la
ONU de donde surgirá el anticristo. Esta situación que describe la Biblia, la estamos
empezando a vivir, pero no se ha manifestado 100% porque según el verso 14, nosotros
debemos venir con el cordero y los que estén gobernando van a pelear contra nosotros:
los llamados, escogidos y fieles; y ese grupo es al que se llevan antes de que sucediera lo
que describe el verso 13; y eso es lo que Cristo quiere hacer en nosotros, que estemos
con el mismo propósito y de eso debemos recapacitar porque Dios nos quiere dar una
oportunidad; la oportunidad de estar en un mismo sentir como pueblo de Dios para que en
unidad podamos salir de esta tierra.

Dios va permitir que la gente del mundo tengan un mismo propósito; no es el diablo el que
los va unir, sino que es Dios el que les va poner el deseo de unirse y unidos le entregaran
el reino a la bestia; pero notemos que fue porque Dios está derramando armonía, un
mismo sentir, y el que esté en las tinieblas, será de un mismo sentir con las tinieblas y el
que esté en la luz, será de un mismo sentir en la luz.

LA ARMONIA
Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús…
(Flp 2:5 RV1960)

Dios nos está invitando a que haya en nosotros un mismo sentir; para que haya armonía
entre Su pueblo antes que venga la gran tribulación; para que nosotros lo busquemos con
unanimidad porque después, la unanimidad será pero para los que se queden en la
tribulación.

Tened un mismo sentir los unos por los otros, no siendo altivos, sino acomodándoos a los
humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.
(Rom 12:16 RVA)

Entonces, cualquier cosa que tengamos que opinar, debemos preguntar a Dios si
verdaderamente debemos hacer alguna inserción con el propósito de guardar la armonía
y todo nos va sonar muy bien y para eso nos tenemos que poner de acuerdo, y lo que
primero tenemos que hacer es declinar todo orgullo, de otra manera; es mejor una
separación con el propósito que no haya maldiciones de unos a otros, porque a veces
para poder permanecer unidos, habrá que separarse. Pero hoy Dios está derramando un
espíritu de armonía para tener un mismo sentir con los humildes, con el propósito de tener
la misma actitud que hubo en Cristo, la cual fue humillarse para que las cosas cambiaran
como cambiaron. Nosotros tenemos derechos; pero en una relación de amor, uno declina
sus derechos si verdaderamente ama; y cuando los dos se aman, declinan sus derechos
para darle lugar al prójimo, a su conyugue.

Cuando hablamos de ceder nuestro derechos; debemos hacer una reseña histórica de lo
que son los derechos humanos, los cuales empezaron a promoverse desde 1945 con la
fundación de la ONU, después con la generación Baby Bumer, con los movimientos de los
derechos feministas, etc.; el problema es cuando los traemos a la Iglesia, porque a veces
parecen sindicatos, porque todos quieren pedirle cuentas al pastor pensando que al
diezmar; les da el derecho a pedir cuentas de las finanzas en la Iglesia, cuando el diezmo
es un privilegio que Dios para que sea quitado el velo espiritual que nos detuvo la
bendición en lo espiritual y hasta en lo material.

Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir
según Cristo Jesús, (Rom 15:5 RV1960) Entonces ustedes, con un mismo entusiasmo,
alabarán a una sola voz a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo. (Rom 15:6 BLA)
Necesitamos tener un mismo sentir, el hecho de humillarnos, de declinar nuestra altivez;
de deponer nuestro ego; debe ser mutuo, de tal manera que cuando alabemos y
adoremos a Dios; llegará hasta sus narices con olor agradable y entonces El nos
bendecirá.

Toda la humanidad va tener un mismo sentir, los cristianos y los no cristianos. Los que no
son cristianos serán el parámetro igual con la bestia y los cristianos seremos con Cristo.
El parámetro de los no cristianos será en la tribulación. Para los cristianos, será antes de
la pretribulacion. Entonces cuando vemos que las organizaciones internaciones actuales
están en un mismo sentir, es de ponernos a pensar por dónde iremos en el reloj de Dios
porque todo apuntala que el tiempo se está terminando y con eso debemos celebrar la
Cena del Señor porque el tiempo está más cerca de la última vez que lo pensamos. Pero
es necesario que nos pongamos a cuentas en todo momento porque no sabemos cuándo
nos podemos ir de esta tierra, porque si vamos a estar en el cielo con el mismo sentir,
debemos practicar ahora en la tierra.

Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos
una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente
unidos en una misma mente y en un mismo parecer.

(1Co 1:10 RV1960)
En las congregaciones, a veces el pastor es el último en enterarse de las situaciones que
suceden; y a veces puede causar decepción, porque entonces todos los mensajes que
Dios nos ha derramado, parecería que muchos no han asimilado absolutamente nada
porque de pronto vemos que hermanos con ministerio, con llamamiento; parece que no
lograron comprender el mensaje de Dios. Sin embargo, el tiempo que vivimos es para que
sintamos la necesidad de ceñir los lomos de nuestro entendimiento porque lo que ya
empezamos a ver alrededor del mundo, son situaciones muy difíciles y para la Iglesia de
Jesucristo, es la oportunidad de segar en grandes campos que están listos; porque el
tiempo ha llegado y todos estamos siendo invitados a participar de la cosecha del Señor.
Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed de un mismo sentir,
y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará con vosotros.
(2Co 13:11 RV1960)

Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed de un mismo sentir,
y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará con vosotros.
(2Co 13:11 RV1960)

Interesantemente en la cita anterior, vemos que el Dios de paz está precediendo la gracia
con la cual se manifestará, para que veamos lo que hará por nosotros.
Ruego a Evodia y a Síntique, que sean de un mismo sentir en el Señor. Asimismo te
ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a éstas que combatieron juntamente
conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyos
nombres están en el libro de la vida.
(Flp 4:2-3 RV1960)

La cita anterior nos deja ver que muchos trabajan en la obra de Dios, están cerca de los
líderes ministros primarios; pero a veces olvidan que deben estar en un mismo sentir
como Cristo. Lo que debemos hacer es lanzar la semilla en todo momento y no olvidar
que la gloria es de Dios, germine o no germine. Si alguien está en disensión, debe
recapacitar porque los sucesos de los últimos días, pueden invitar a cualquier con mucha
facilidad a que sea contaminado.

Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente,
misericordiosos, amigables; no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino
por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis
bendición. Porque: el que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de
mal, y sus labios no hablen engaño…
(1Pe 3:8-10 RV1960)

Debemos esforzarnos por tener un cambio en nuestra vida, no esperar que otro se
humille, sino que, debemos declinar nuestro orgullo; hacer lo que a nosotros nos
corresponde hacer sin esperar que otros lo hagan.


Sergio G. Enríquez O.
Apóstol 
Ministerios Ebenezer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada