lunes, 8 de marzo de 2010

El Candelero del Tabernáculo



INTRODUCCION:
Anteriormente hemos estudiado que cada utensilio del Tabernáculo de Moisés representa algo para nuestra vida y tiene una función diferente para el desarrollo de nuestra vida. En el Lugar Santo se encontraba el candelero que nos representa la palabra de Dios revelada y ungida, en cada lugar del Tabernáculo se manifestaba una luz diferente y esto nos habla de Cristo ungido, resucitado y glorificado. El candelero era de oro puro, esto nos habla de la divinidad del Señor, tenía tres brazos de cada lado y por todo tenía 66 piezas que nos hablan de los 66 libros de la Biblia, también tenía 07 brazos, esto nos habla de la completa y perfecta revelación de Dios, el aceite nos habla acerca de la unción. En Números 04:09-10 dice: ...Tomarán un paño azúl y cubrirán el candelero del alumbrado, sus lamparillas, sus despabiladeras, sus platillos, y todos sus utensilios del aceite con que se sirve...y lo pondrán con todos sus utensilios en una cubierta de pieles de tejones, y lo colocarán sobre unas parihuelas... Notemos que había que cubrirlo y uno de los utensilios del candelero, estaban las despabiladeras, este utensilio era utilizado cuando se tapaban los conductos por donde fluía el aceite para que el candelero se mantuviera encendido, esto nos habla de la ministración. Los candeleros en el libro de Apocalípsis nos hablan de los Ministerios, y de alguna forma vemos que siempre se habla de una cobertura, nosotros estamos delante de un Dios que cubre, recordemos que Adán cuando pecó se vio desnudo y Dios no lo avergonzó sino que los cubrió con túnicas de pieles; a Josué le decían siervo de Moisés, a Eliseo siervo de Elías, la Biblia nos enseña numerosos pasajes en donde aparece la cobertura. A continuación vamos a estudiar las diferentes lámparas y formas de alumbrar en nuestra vida.

D E S A RR O L LO
 1. LAS LAMPARAS
La palabra lámpara viene del griego lampas y denota una antorcha frecuentemente alimentada, como una lámpara con aceite procedente de un pequeño recipiente utilizado para este propósito. Una lámpara es alimentada por aceite, que en su simbolismo es figura del Espíritu Santo. En Números 08:02-03-04 dice: ...Habla a Aarón y dile: Cuando enciendas las lámparas, las siete lámparas alumbrarán hacia delante del candelero. Y Aarón lo hizo así: encendió hacia la parte anterior del candelero sus lámparas, como Jehová lo mandó a Moisés...Y esta era la hechura del candelero, de oro labrado a martillo, desde su pie hasta sus flores era labrado a martillo conforme al modelo que Jehová mostró a Moisés, así hizo el candelero... Notemos que dice que el alumbramiento de las lámparas era hacia el frente y David decía: ...lámpara es a mis pies tú palabra y lumbrera a mi camino... la lámpara que es a nuestros pies es el logos, la palabra escrita, pero la lumbrera es la palabra revelada que se implanta y se hace vida en nuestros corazones. En Daniel 05:05 dice: ...En aquella misma hora aparecieron los dedos de una mano de hombre, que escribía delante del candelero sobre lo encalado de la pared del palacio real, y el rey veía la mano que escribía... El rey Belsasar vio los dedos de la mano que escribían delante del candelero, esto nos habla de los rhemas de Dios, qué nos representa la mano de Dios? Los cinco ministerios, escribiendo los misterios, los secretos escribiendo delante de la lámpara. Debemos estar atentos a las revelaciones de Dios porque dice la palabra que hay muchas cosas que ojo no vio ni oido escuchó y que de alguna forma son promesa para que nosotros las disfrutemos.


2. LAMPRAS APAGADAS


En I Samuel 03:03-04 dice: ...Samuel estaba durmiendo en el templo de Jehová, donde estaba el arca de Dios, y antes que la lámpara de Dios fuese apagada, Jehová llamó a Samuel... antes que la lámpara fuese apagada, Dios llamó a Samuel ya que Elí el sacerdote ya no tenía revelación, Samuel descansaba cerca del candelero, estaba cerca de la palabra revelada. Una de las promesas que Dios ha dejado en su palabra es que siempre haya revelación, algo nuevo, no debemos dejar que nuestra lámpara se apague porque siempre va a haber alguien a nuestro alrededor que esté con su corazón lleno del anhelo de recibir de Dios y Dios utilizará el vaso dispuesto. En II Samuel 21:17 dice ...Mas abisai hijo de Sarvia llegó en su ayuda, e hirió al filisteo y lo mató. Entonces los hombres de David le juraron diciendo: Nunca más de aquí en adelante saldrás con nosotros a la batalla, no sea que apagues la lámpara de Israel.. David era como una lámpara en Israel y lo cuidaban de tal forma que no querían que saliera a pelear con ellos para que esa lámpara no se apagara. David mató a Goliat, pero los hombres de David mataron al hermano de Goliat, esto nos habla de que muchas veces queremos que el ministro, el Pastor lo haga todo en la iglesia y hay batallas que nosotros debemos librarlas, como las hay también en las que necesitaremos de la ayuda ministerial, pero no todo depende de ellos, estos varones reconocieron que la batalla podían librarla ellos y no tenían por qué arriesgar a David, sabían que en una batalla podían matarle.
Proverbios 20:27 dice ...Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, la cual escudriña lo más profundo del corazón... Igual que los pensamientos de cada uno sólo uno mismo los conoce, así lo que está en la mente de Dios sólo lo conoce el Espíritu Santo. Dios ha escogido revelarse en Jesucristo, y el Espíritu ha traído esta revelación de Cristo a la iglesia por medio de los apóstoles, por eso en I Corintios 02:11 dice ...Porque, quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios... En nuestro hombre interior muchas veces por ignorancia corremos el riesgo de ser engañados, pero dice que nadie conoce las cosas del hombre sino solo el espíritu de él, es como un profeta que está dentro de nosotros, alguien que habla y que tiene vida de parte de Dios, que nos escudriña, por eso la Biblia dice ...voy a escudriñar a Israel como se escudriña con una lámpara... y nuestro espíritu es una lámpara que puede apagarse si no la cuidamos. El espíritu del ser humano es su punto de contacto con Dios, más que el alma o el cuerpo, a través del cual éste lo ilumina y le hace ver su propia naturaleza. En Proverbios 20:20 dice ...Al que maldice a su padre o a su madre, se le apagará su lámpara en oscuridad tenebrosa... Estamos viendo actualmente una generación que maldice constantemente a sus padres, pero aplicado a la vida espiritual, vemos que debemos bendecir a nuestro padre espiritual, que muchas veces no solo es el pastor sino que la persona que nos ayuda a crecer y a madurar en nuestro caminar cristiano, la murmuración es una forma de apagarla y el hablar mal de él o de alguna autoridad delegada por él, le estamos maldiciendo con nuestras palabras, maldecir es hablar mal, decir mal.

3. LA LAMPARA DEL CUERPO .....EL OJO

Lucas 11:34-35-36 dice ...La lámpara del cuerpo es el ojo, cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz, pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas. Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas. Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo para alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor... La palabra tinieblas viene de la raíz ska que significa curir. La palabra se una literalmente para designar la oscuridad física y, metafóricamente, la oscuridad espiritual, moral e intelectual. Las tinieblas surgen del error, la ignorancia, la desobediencia, la ceguera voluntariosa y la rebelión. Las tinieblas representan un sistema malo, absolutamente opuesto a la luz. Que importante es que nuestro ojo esté lleno de luz, ya que es como nuestra lámpara, por eso Job tuvo que hacer un pacto con Dios con respecto a sus ojos, sabía que ahí estaba su debilidad, vemos a Pedro que viendo a Barjesús le dijo que estaba en prisiones y cárceles, pudo discernir hasta lo más profundo de él, por eso debemos tener cuidado y escudriñarnos o revisarnos a nosotros mismos que lo que tengamos por luz, no sean tinieblas. A Pablo cuando se le apareció aquella mujer adivina que dice la Biblia que por tres días lo siguió halagándole, hasta que Pablo pudo discernir el espíritu de adivinación que ella tenía.

4. LA PALABRA PROFETICA

II Pedro 01:19 dice ...Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones... Dios ha hablado a través de muchos durante mucho tiempo, pero ahora dice la Biblia lo hace a través del Hijo, que privilegio el que tenemos, por eso debemos conocerlo como profeta, aunque ya lo hayamos conocido como pastor, maestro, evangelista, pero como profeta dice la palabra que tiene sus ojos como llamas de fuego que escudriña hasta lo más profundo de nosotros. Tenemos que tener nuestra lámpara bien encendida porque hay muchas profecías que pretenden guiar al pueblo de Dios, pero la palabra profética es para confirmar lo que Dios ha dicho no para guiar, por eso la lámpara es nuestro espíritu y en nuestro cuerpo son nuestros ojos que deben estar llenos de luz.

5. LAMPARA ESCONDIDA
En Marcos 04:21 dice: ...también les dijo: Acaso se trae la luz para ponerla debajo del almud, o debajo de la cama? No es para ponerla en el candelero?... La lámpara es para ponerla en el candelero que es la palabra revelada, por eso no debemos esconder los rhemas que Dios nos da, debemos compartirlos, a veces Dios nos revela situaciones que van a suceder, pero cometemos el error de compartirlo hasta que ya sucedió todo, debemos discernir a quien decírselo y el momento adecuado. Más adelante dice que nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado, ni oculto que no haya de saberse, por eso es que es tan importante hablar cuando Dios nos dice que hablemos. Hay lámparas que Dios quiere utilizar pero esconden la luz donde nadie la ve. Recordemos que siempre van a haber vasos dispuestos para que Dios los utilice, no debemos dejar que nadie tome nuestra corona, lo que Dios nos dio, fue para que lo utilizáramos, para que la gloria de Dios se vea manifiesta en nosotros, no para esconderla.
Apocalípsis 21:23 dice ...La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera... Dios aun en este último tiempo se está revelando y El quiere que nuestra lámpara no se apague, recordemos que Mateo 27 nos habla de once vírgenes, una se fue secretamente, pero después aparecen diez cinco de ellas sensatas pero cinco insensatas, el problema no era la lámpara en sí, porque todas tenían, el problema era que esas lámparas no tenían aceite en el momento que lo necesitaron. La palabra nos habla de comprar aceite, aplicado en nuestra vida, se mira al momento de congregarnos ya sea en las reuniones de intercesión, o cuando subimos al monte a orar, en ese momento estamos comprando aceite, notemos qué importante es reunirnos a orar o interceder, no es una costumbre para tener actividades ciertos días de la semana, sino es poder mantener nuestra lámpara encendida con aceite fresco.

C O N C L U S I O N E S :


En el Lugar Santo se encontraba el candelero que nos representa la palabra de Dios revelada y ungida, cada utensilio nos habla de las diferentes facetas y formas de iluminar nuestro caminar cristiano. La lámpara que es a nuestros pies es el logos, la palabra escrita, pero la lumbrera es la palabra revelada que se implanta y se hace vida en nuestros corazones.
Una de las promesas que Dios ha dejado en su palabra es que siempre haya revelación, algo nuevo, no debemos dejar que nuestra lámpara se apague ya que Dios utilizará siempre el vaso que esté dispuesto.
La lámpara de nosotros es nuestro espíritu que nadie conoce sino que solamente nosotros mismos, igual que los pensamientos de cada uno sólo uno mismo los conoce, así lo que está en la mente de Dios sólo lo conoce el Espíritu Santo.
Que importante es que nuestro ojo esté lleno de luz, ya que es como nuestra lámpara que llenará todo nuestro cuerpo de luz.
Tenemos la palabra profética más segura, por eso debemos tener nuestra lámpara bien encendida para poder discernir cada palabra profética que oímos.
La lámpara no es para ponerla debajo de la cama, sino es para ponerla en el candelero que es la palabra revelada, por eso no debemos esconder los rhemas que Dios nos da, sino que compartirlos.
Es importante que nos reunamos en cada actividad que se realiza dentro de la congregación para que podamos mantener nuestra lámpara encendida.

Apóstol German Ponce
Apóstol de Jesucristo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada