martes, 25 de enero de 2011

LOS 7 NIVELES DE LA CONCIENIA


LOS 7 NIVELES DE LA CONCIENCIA:

La conciencia es nuestra razón, es donde Dios inserta el conocimiento del bien y el mal, para que podamos elegir una opción. Según el Diccionario VINE con números Strong, la palabra en griego de que se traduce por Conciencia es (suneidesis) (συνείδησις G4893) y se define como: un co-conocimiento o co-percepción (con uno mismo), el testimonio dado de la propia conducta por la conciencia, aquella facultad mediante la cual llegamos a saber la voluntad de Dios, como aquello que está dispuesto para gobernar nuestras vidas; de ahí: (a) el sentido de culpa delante de Dios (Heb_10:2); (b) aquel proceso de pensamiento que distingue lo que considera moralmente bueno o malo, alabando lo bueno, condenando lo malo, y así impulsando a hacer lo primero, y a evitar lo último; Rom_2:15, dando testimonio de la ley de Dios; 9.1; 2Co_1:12; actuando de una cierta manera debido a que la conciencia lo demanda (Rom_13:5); y para no provocar escrúpulos de conciencia a otros (1Co_10:28, 29); no poniendo nada innecesariamente en tela de juicio, como si la conciencia lo demandara (1Co_10:25,27); «recomendándose uno mismo a la conciencia de cada hombre» (2Co_4:2; cf.

Por lo cual la Conciencia es la parte de nuestro ser que tiene la potestad de decirnos la voluntad básica de Dios, luego el espíritu es quien nos da el sentir y nos discierne lo que tenemos que hacer, en otras palabras la conciencia nos presenta lo que tenemos que hacer, nos marca las opciones y somos nosotros quienes tomamos la decisión. Ahora cuando no acatamos lo que nuestra conciencia nos muestra, aunado a lo que nuestro espíritu nos hace sentir, entonces la conciencia nos hace un reproche o un juicio moral y nos indica que hemos hecho o que tomamos la decisión equivocada. A esto le llamamos cargo de conciencia.

El Cristiano e hijo de Dios tiene que conocer lo que es loa conciencia y en donde está, así como sus diferentes niveles. El ser humano está compuesto de Cuerpo, Alma y Espíritu.

El cuerpo es el estuche físico y material, el alma es nuestro ser interno, luego el espíritu es el hálito de vida, es el lazo o cordón que nos une a Dios, ya que cuando este se rompe por la muerte, el espíritu va a Dios de donde fue tomado (Job 12:6-7).

1.      En El cuerpo: se encuentra todos los miembros y órganos físicos que componen un ser articulado (Romanos 8:4).

2.      En el Alma: reencuentran las emociones, la voluntad y existe lo que llamamos la mente, que es la función de poder crear pensamientos y de poderlos razonar, la cual se vale del cerebro.

3.      En el espíritu se encuentra la conciencia que es el razonamiento del bien y del mal, es la que nos dice que está correcto y que no lo es. Ahora veamos que la conciencia tiene diferentes niveles de los cuales hay 4 niveles involutivos, y tres niveles evolutivos.

Diferencia de Cerebro, Mente y Conciencia:

1.      Cerebro: El cerebro es la parte superior del encéfalo y el centro supervisor del sistema nervioso. Consta de la materia gris (parte superficial llamada corteza y el núcleo) y la materia blanca (partes profundas a excepción del núcleo). Controla, regula y coordina el comportamiento, la homeostasis (funciones corporales como el latido del corazón, la presión de la sangre, el balance de fluidos y la temperatura del cuerpo) y las funciones mentales (la emoción, la memoria y el aprendizaje).

2.      Mente: entidad o sustancia distinta del cuerpo que se supone la causa de los procesos cognoscitivos del sujeto.

Bíblicamente la palabra “Mente”, según la concordancia y diccionario Vine con números Strong, se usa la palabra en el original griego: nous (νοῦς G3563) mente. Denota, hablando en general, el asiento de la consciencia reflexiva, comprendiendo las facultades de la percepción y comprensión, y las de sentimiento, juicio y determinación. Su utilización en el NT puede analizarse de la siguiente manera. Denota: (a) la facultad de conocimiento, el asiento del entendimiento (Luk_24:45  «entendimiento».

3.      Conciencia: Es el conocimiento que el ser humano tiene de sí mismo y de su entorno. En términos filosóficos, es la facultad de decidir según la percepción del bien y del mal.

Bíblicamente la palabra “Conciencia”, según la concordancia y diccionario Vine con números Strong, se usa la palabra en el original griego: suneidesis (συνείδησις G4893) lit., uno conociendo con (sun, con; oida, conocer), esto es, un co-conocimiento (con uno mismo), el testimonio dado de la propia conducta por la conciencia, aquella facultad mediante la cual llegamos a saber la voluntad de Dios, como aquello que está dispuesto para gobernar nuestras vidas; de ahí: (a) el sentido de culpa delante de Dios (Heb_10:2); (b) aquel proceso de pensamiento que distingue lo que considera moralmente bueno o malo, alabando lo bueno, condenando lo malo, y así impulsando a hacer lo primero, y a evitar lo último; Rom_2:15, dando testimonio de la ley de Dios; 9.1; 2Co_1:12.

En otras palabras el cerebro es el aparato físico donde se produce la mente, y la mente es el asiento inmaterial, como producto de reacciones químicas del cerebro, donde se realizan los pensamientos, y la conciencia es la razón plena del conocimiento, o sea es saber, comprender y actuar ante nuestro contorno.

Siendo entonces la conciencia el Centro Superior del Conocimiento razonado en nuestro ser, sobre el cual el hombre decide como actuar. Ahora que sabemos científicamente y Bíblicamente que es la conciencia, entonces estudiaremos cuales son los siete niveles de la conciencia.


A.  Niveles Evolutivos:
1. Buena conciencia (Hechos 2:31; 1 Tim 1:5)
2. Limpia conciencia (1 Tim 3:9)
3. Conciencia Débil (1 Corintios 8:7)
        
           B. Niveles Involutivos:
4. Conciencia de Pecado (Hebreos 10:2)
5. Conciencia Mala (1Cor. 4:4;Hebreos 10:22)
6. Conciencia Corrompida (Tito 1:15)
7. Conciencia Cauterizada (1 Tim 4:2).
 
En conclusión:
La Conciencia es El Centro Superior del Conocimiento razonado en nuestro ser, y debemos comprenderla y estudiarla a la luz de la palabra de Dios, para que podamos tener el control de ella y de nuestra mente, y así permitir que el Reino de Dios se establezca plenamente en nuestra vida y cumplir con la Gran Comisión de Efesios 4:13 y de Romanos 8:28, de llegar a ser semejantes a Cristo, obteniendo la plenitud de la estatura de Cristo.

DIOS LES BENDIGA EN EL NOMBRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

Ever Herrera
Área de Rhemas.
www.areaderhemas.blogspot.com
2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada